Sabías...

A modo de bienvenida les dejo el significado de mi nombre y los invito a sumarse con sus textos, cuadros, música y cualquier creación que nos permita enriquecer el alma


Omar


Nombre Masculino de origen Árabe: Que tiene larga vida.

Caracteristicas : Es racional, estable y usa su sentido común para resolver todas las situaciones

que se le presentan. Es generoso y amable con los demás.

Amor : Es leal y detallista con su pareja cuando quiere de verdad.

domingo, 18 de septiembre de 2016

La Fuerza de Comunicar en Silencio



Pareciera que es mejor no escuchar tanta verborragia y que así pudiéramos generar un espacio de tranquilidad. Todo lo contrario. El Mutismo conlleva una enorme carga de incertidumbre, de violencia en sí mismo por desconocer qué va a pasar o que acciones se piensan concretar en el futuro cercano (corto plazo). Se suma a la imposición cotidiana de hechos que ya rozan con el hartazgo colectivo, lo cual está desarrollando una espiral de extrema conflictividad que requiere de la efectiva intervención de las autoridades que, al menos hasta ahora y en todos los niveles - con las honrosas excepciones -, apenas asoman el hocico para emitir tímidos mensajes.
Omar Lillardo Alonso *

En estas condiciones es dable que se sucedan hechos de muchísima violencia los que, sin ningún tipo de duda, no pueden ser admitidos como naturales en una Comunidad que se distingue por su Solidaridad.

¿Están las autoridades - Comunales, Municipales, Provinciales y Nacionales - en condiciones de hacer frente, con respuestas concretas, a tan delicada situación que se viene fogueando desde la década del ’90?
Por lo expresado anteriormente No.

¿Qué puede pasar entonces? Es muy difícil saberlo. Sería conjeturar sobre el porvenir y no lo sé hacer.
Pero sí está clara la percepción de la Sociedad de la Ausencia del Estado - también es la actitud que se gestó en la década del ’90 y no se ha modificado hasta el presente -.

¿Está ligado con las políticas públicas? Sin ningún tipo de dudas. Especialmente por su ausencia.

Es común oír hablar a los funcionales y las principales figuras de la política sobre la Pesada Herencia.
La primera pregunta que surge es ¿no lo sabían? Por supuesto que sí y así lo expresaron en campaña.
Vale aclarar que se escucha en todos los niveles de gobierno. Incluso, lo que más duele y exacerba, es escuchar que muchos no tienen un Plan B ¿?...

La primera reflexión es espontánea: “estamos en el horno”…
Y esto es algo que sabíamos todos y nos costó y nos cuesta admitir como Ciudadanos.
¿Qué hicimos hasta ahora, en conjunto, sin ánimo de poner el acento en particular sino en el plural, en nosotros, todas las Personas que formamos y conformamos el Pueblo de la Nación Argentina?
Con una mano en el corazón: Nada… salvo haber ido a las marchas en repudio de y sin solución de los problemas que la originaron y que nos jaquean día tras día.

¿Cuál es la actitud que debemos asumir como Ciudadanos?
Aunque cueste muchísimo contener el hartazgo colectivo, debemos continuar con reclamos en Paz y dejar de ‘palmear’ a los pseudos políticos exigiendo que cumplan con sus ‘funciones’ sin alterarnos la Vida a los millones que ponemos el hombro todos los días para mantenerlos.

Es difícil ponernos de acuerdo en día y hora, porque todos estamos atiborrados de trabajo o quehaceres que casi nos impiden asistir.
Sin embargo, las marchas como “Rosario Sangra”, por citar una reciente y multitudinaria, tuvieron su efecto y han logrado que, al menos, se pongan a trabajar en conjunto. Los resultados los veremos con el tiempo.
Pero está claro, muy claro, que le tienen miedo a la gente cuando se re-une de esta manera y su contundencia reside, más allá de algunas expresiones altisonantes, en el Silencio.

"No me preocupan los gritos de las deshonestos, de la gente sin escrúpulos y de los delincuentes... más, me preocupa el Silencio de los Buenos"...  Mandela (ex presidente de Sudáfrica)

martes, 6 de septiembre de 2016

Un pasaporte al pasado



Cuando suenan tambores en una movilización estamos transitando el camino inverso al de la Evolución Colectiva… es mucho más contundente el silencio al marchar por causas populares
El Derecho Inalienable* de reclamar, solicitar o exigir no está en discusión. Pero sí lo está el vetusto sistema que impide avanzar hacia una República en serio, respetable y digna. Los políticos, gremialistas, empresarios, profesionales (en especial del Derecho) y la población, en general, por acción, desidia u omisión somos responsables de no haber puesto en marcha políticas públicas que se respeten y no se modifiquen - como viene ocurriendo a gusto y desquicio de los gobiernos de turno -. Por eso seguimos viendo la misma foto y la misma película en cada marcha… y también personajes impresentables que deberían haber sido ya condenados por la Justicia - porque ya lo están por la Comunidad - cuyo único logro es oscurecer y devaluar las legítimas voces del Pueblo.

Esta última expresión define claramente la acción que dichos personajes realizan: tratar de imponer el concepto de que todos somos sucios y corruptos como ellos.
Y no es así

Debemos transitar el camino, una vez más, del aprendizaje colectivo de cómo debemos relacionarnos y tratarnos a pesar del dolor, la sangre y los sacrificios realizados porque, esos impresentables, se han ocupado de ensuciar y devaluar todo lo que han tocado y tocan. Pero esto solo fue y es posible con la anuencia mayoritaria del Pueblo, que acompañó con beneplácito todas las acciones aun sabiendo que no eran ni son las correctas, anteponiendo los pequeños o grandes privilegios individuales o grupales que obtuvieron, a pesar de saber y tener claro que no se trata de un sistema sustentable en el tiempo.

Este último concepto debería ser más y mejor comunicado y aprehendido para evitar lo que hoy pasa. El hartazgo popular llega de la mano de las exageradas exigencias, hacia quienes aportamos toda la Vida, para poder mantener una pléyade de parásitos que, incentivados desde el poder público, creen tener derecho a exigir lo que les venga a la mente.

Mientras tanto, los profesionales de la Educación, la Salud, la Seguridad y la Justicia deben soportar una carga ya imposible de llevar. La mediocridad de la dirigencia, en general, ha contribuido a que esto se concretara - salvo en el primer gobierno desde la recuperación de la Democracia -, ya que, aunque los discursos se aprecien virtuosos, expresan exactamente lo contrario. La realidad, percibida en los hechos cotidianos, destruye la sanata, el piripipí y cualquier otro supuesto invento de relato oficial.

A modo de aporte, debemos reclamar y exigir la recuperación y el correcto funcionamiento de las Instituciones. Si así ocurriera no haría falta apelar al Derecho de Huelga y/o Movilización para buscar la solución que los gobiernos se resisten a aplicar. Seria o estaríamos en presencia de un Sistema que respete Leyes y Normas y las aplique de manera ecuánime: gobierne quien gobierne.

La pregunta es ¿somos conscientes de la imperiosa necesidad de que esto suceda, para beneficio de todos?

Ha de llegar el momento en que nos demos cuenta que Votar no es Participar, que el compromiso como Ciudadanos es permanente para que la Republica, la Nación y el País estén al Servicio de Todas las Personas y no de algunas.

Como siempre, al pie de este artículo de opinión agrego una definición, para evitar confusiones ¿vio?


Inalienable
Este término proviene de un vocablo latino que hace referencia a algo que no se puede enajenar (es decir, cuyo dominio no se puede pasar o transmitir de un individuo a otro). Lo inalienable, por lo tanto, no puede venderse o cederse de manera legal.

Los derechos inalienables son aquellos considerados como fundamentales, los cuales no pueden ser legítimamente negados a una persona. Ningún gobierno o autoridad tiene competencia para negarlos, ya que forman parte de la esencia de la persona. Los derechos humanos son derechos inalienables.

Este tipo de derechos, por otra parte, son irrenunciables. Ningún sujeto puede desprenderse de ellos, ni siquiera por propia voluntad. Por ejemplo: no existe la esclavitud voluntaria. Una persona no puede renunciar a su libertad y someterse de forma voluntaria a los mandatos de otro ser humano.

viernes, 5 de agosto de 2016

Saturación de Información



… de los Medios Masivos de Comunicación
Aprovechamiento de los grupos minoritarios
Los medios masivos de Comunicación han generado, desde siempre, una corriente de opinión que, muchas veces, se empalma sobre la agenda cotidiana de las Personas para lograr su rédito aunque, real y sinceramente y al margen de la buena profesionalidad de algunos periodistas, no les importe. Si así fuera hubieran advertido sobre las verdaderas intenciones de muchos gobiernos, con los cuales comenzaron siendo ‘socios’ y luego, sabedores del cambio de humor popular, ‘cambiaron’ de parecer.



Ingresar en el debate de quién (político/s) o qué gobierno/s estuvo/estuvieron a favor o en contra no tiene sentido.

Me interesa resaltar que esa actitud de los medios masivos no está en sintonía con la gente y sus necesidades reales. De otra manera no se explica la saturación de información a la que nos someten, si lo permitimos - como sociedad, digo y también a nivel personal -, tal como viene ocurriendo en estos últimos meses con la

cobertura del tema de la Corrupción que, sin ninguna duda es importantísimo y requiere una especial atención por parte del Pueblo, para que la Justicia se aplique y se ajuste a Derecho y no quede sólo en el show mediático.


Pero, ¿cuál es la verdadera intención? ¿por qué la saturación de cobertura de un mismo tema?
¿Qué está pasando realmente en el País?

La cotidianeidad de millones de Personas las enfrenta a situaciones realmente graves, especialmente en quienes no pueden cubrir sus Necesidades Básicas, ni siquiera ‘trabajando’ porque no están preparados para insertarse en el sistema laboral merced a laspolíticas de ’No Educación’, utilizadas para someterlas al arbitrio de los ‘seudo políticos de turno’ que, una y otra vez, utilizan la estrategia camaleónica de mutación de ‘ideología’, algo muy notorio si se indaga en la ‘carrera’ de muchas de las ‘figuras’, la mayoría mediáticas, desde la década del ’90 hasta el presente.



Del análisis general paso al particular: desde el gobernó nacional - con el cual ‘sintonizan’ varios gobiernos provinciales y municipales o comunales - se está usando la conocida y nefasta “Economía de Mercado”, dando prioridad a las empresas por sobre el resto mayoritario de la población, sobre la cual – una vez más y van… muchas desde la década del ’70 hasta el presente – se están aplicando con extrema crudeza, no exenta de violencia verbal, ajustes necesarios reconocidos por todos y todas, pero llevadas adelante sin ningún tipo de miramiento sobre las posibilidades reales de poder ser cubiertos por Pueblo. Estas acciones, sin ninguna duda, son innecesarias porque no es posible ‘cambiar’ en pocos meses la barbarie institucional y administrativa de 15 años. Algo que, por acción, omisión o desidia recae en la participación de la mayoría de los representantes de la ‘clase política’ argentina.

Es la decisión de un minoritario grupo partidario.

En el extremo opuesto, el otro cada vez más pequeño grupo partidario y cada vez con menor apoyo popular, pretende seguir imponiendo su mentalidad subversiva, a través de la cual no respetan las instituciones democráticas – aunque declamen que son un grupo democrático – ni los poderes del Estado. También, como es lógico cuando no se cuenta con fundamentos ni pruebas concretas, hacen uso de la intimidación y de la violencia verbal y física. Aunque no tengan sanción de la Justicia, dentro de los parámetros que corresponden a Derecho, la sanción popular ya está definida a partir de visualizar que siguen totalmente ajenos a la realidad que, ya sin pudor, muestra y demuestra que se trata de una banda de delincuentes que, escudados en el Poder, nos han quitado no sólo la capacidad económica sino fundamentalmente la Dignidad cómo Pueblo y cómo Personas.

Es la decisión de un minoritario grupo partidario, cada vez más minoritario.

En el medio, como siempre, estamos la mayoría de los Argentinos.

¿Aprenderemos, alguna vez, que quienes se proponen como candidatos, son votados y asumen en nombre nuestro la Función de Administrar los Recursos de Todo el Pueblo para ser aplicados al Bien Común?

Son Personas, son iguales a nosotros que, por su capacidad, formación y vocación pueden ocupar esos lugares. Mientras se las siga idolatrando no vamos a poder cambiar absolutamente nada y seguiremos cayendo en reiteradas y cíclicas frustraciones. No alcanza solo con el voto. También es necesario participar activamente y controlar qué hacen, además de poner la lupa sobre el patrimonio.

No es verdad que la política es sucia. Los Humanos somos Seres Políticos. Hacemos Política todo el tiempo. Por lo tanto, si alguien es deshonesto la consecuencia de su accionar va ser calificada como Corrupta.

Vale aclarar que la Corrupción viene siendo la responsable de la enorme caída y pérdida de valores de nuestra Sociedad desde el siglo pasado.

Humildemente, creo que nadie va a poder gobernar si se permite que los últimos Corruptos Conocidos no sean condenados y se les obliga a devolver lo que es de todos y todas.

Aún nos queda el Recurso Humano Joven, que no está contaminado y quiere organizar otro tipo de País: es mayoritario, solo hace falta que se lo tenga en cuenta, se lo ayude a formarse y se lo tenga en cuenta en sus emprendimientos.

Aun así, nos hace falta reconocer que somos demasiado permisivos y eso nos ha llevado a sufrir, innecesariamente, los males que padecemos incluida la Corrupción que nos ha robado muchas Vidas.

Como siempre, depende nosotros